Blog autoescuelas

DGT puntos.

La pérdida parcial, total o recuperación de los puntos asignados afectará al permiso o licencia de conducción cualesquiera que sean las clases que comprendan. Puedes perder ciertos puntos determinados según la falta: PÉRDIDA DE 3 PUNTOS
- Realizar cambios de sentido incumpliendo la Ley de Seguridad Vial.
- Conducir sin cinturón de seguridad y los sistemas de retención infantil.
- Conducir sin casco o con casco no homologado.
- Conducir utilizando auriculares u otros dispositivos que disminuyan la atención.
- Conducir utilizando manualmente el móvil o manipulando el navegador o GPs.

PÉRDIDA DE 4 PUNTOS
- Conducir con el permiso de conducción suspendido o teniendo prohibido el uso del vehículo que se conduce.
- Conducir un vehículo sin el permiso o la licencia adecuada.
- Conducir con una tasa de alcohol superior a 0,25 y hasta 0,50 mg/l de aire espirado (entre 0,15 y 0,30 mg/l para los profesionales y titulares con menos de dos años de antigüedad en el permiso).
- Arrojar objetos peligrosos a la vía (que puedan provocar incendios, accidentes...) u obstaculizar la circulación.
- No respetar las prioridades de paso y no detenerse ante un stop o semáforo en rojo. No respetar las señales del agente de Tráfico.
- Adelantar poniendo en peligro a quienes circulen en sentido contrario o en circunstancias de visibilidad reducida.
- Adelantar poniendo en peligro o entorpeciendo a los ciclistas.
- No respetar la distancia de seguridad con el vehículo que le precede.
- Realizar la maniobra de marcha atrás en autopistas y autovías.
PÉRDIDA DE 6 PUNTOS
- Conducir con una tasa de alcohol de más de 0,50 mg/l, o bajo los efectos de drogas y estimulantes (0,30 mg/l para profesionales y titulares con menos de dos años de antigüedad en el permiso).
- Negarse a pasar la prueba de alcoholemia o de drogas y sustancias estupefacientes
- Circular en sentido contrario.
- Conducir de forma temeraria o participar en carreras de vehículos no autorizadas.
- El exceso en más del 50% los tiempos de conducción o la minoración en más del 50% de los tiempos de descanso, cuando se es transportista.
- Alterar el funcionamiento del tacógrafo o limitador de velocidad.
- Conducir vehículos con dispositivos que inhiban los radares o los sistemas de vigilancia del tráfico.